Debido a que últimamente uno de los sectores que más está generando ingresos es todo aquello referente a lo ecológico, muchas personas han optado por buscar empresas de contenedores en venta en Chihuahua para usar estos elementos para la construcción de diversos proyectos. A pesar de que en los últimos años se ha popularizado en hecho de usar estas estructuras, muchas personas se limitan ya que pueden generan cierta desconfianza debido a que normalmente los podemos encontrar en zonas de desembarque como lo son los puertos o en lugares como lo son los aeropuertos; por lo que muchas veces se asocia a que estos elementos pueden estar contaminados por químicos o productos que se encontraban en su interior.

Esta constante preocupación ha permitido que existan ciertas normativas y procedimientos para los cuidados que s deben de tener con este tipo de productos. Por lo que es necesario que tanto las personas que manejan los contenedores como los empresarios que se dedican a venderlos, conozcan todos los procedimientos legales para determinar si el contenedor es apto para su venta.

Se entiende como contenedores industriales aquellos depósitos que son empleados para la carga de productos por vía aérea, marítima o terrestre. Estas estructuras están hechas a base de acero y otros materiales resistentes que permitan la conservación de sus artículos internos. Se caracterizan porque el interior está reforzado con materiales que evitan la humedad, por lo que son utilizados para el transporte de alimentos u otros elementos que necesitan conservar su frescura.

En el mercado existen muchos tipos de contenedores de acuerdo a las necesidades del cliente, algunos de ellos son:

Metálicos-  este tipo de depósitos no cuentan con ventilación, por tal motivo, se utilizan normalmente para trasladar basura o productos que no necesiten de ventilación.

High Cube- su característica principal es la altura de ellos, por lo que en este tipo de espacios se trasladan materiales altos.

Reefer- son aquellos que emplean un sistema de frío o de calor, por lo que son ideales para trasladar alimentos.

Tank- su principal función es la de trasladar contenidos líquidos como lo pueden ser productos de ingesta o tóxicos. Debido a esto, la estructura es diferentes a los demás ya que su interior está cubierto de polietileno.

Cualquiera que vaya a ser el tipo de contenedor que el comprador desea, es necesario que siga los controles de seguridad para determinar si su utilización es apta. La verificación debe de ser externa e internamente. En la primera se analizan las reparaciones que se han llevado a cabo, el material empleado para y tener la noción de si ha habido modificaciones en su estructura; al igual que las marcas o choques que ha sufrido, analizar si la protección es la adecuada y, por último, si hay presencia de algún olor.

En cuanto a la parte interna, se debe de verificar si el piso es el adecuado y que no existan desnivelaciones que puedan alterar el funcionamiento del contenedor. Por otro lado, se inspecciona el techo, que cuente con la altura correcta y que no haya presencia de huecos y que la ventilación sea la adecuada. Las paredes deben de estar formadas por doble fondo para la protección del contenido y finalmente analizar si la ambientación es la apropiada.

Después del exhaustivo análisis del contenedor, los inspectores delimitarán si se pueden utilizar para otros métodos. El propósito de conocer acerca de las normas de seguridad y de los tipos de contenedores, otorgará un mejor panorama para que el cliente pueda determinar qué estructura es la adecuada para sus necesidades ya que si no cumplen con las reglas de salud, no pueden ser empleadas en proyectos como lo son la elaboración de casas o restaurantes.