La actividad central con la que un país, una empresa y hasta un individuo puede progresar es a través del trabajo. Si pudiéramos definir la palabra trabajo, nos daríamos cuenta de que, definitivamente, es un producto más de la sociedad que debe de tratarse de forma meticulosa ya que no es un concepto o una actividad sencilla de desarrollar. En la actualidad, el trabajo es considerado como un valor de suma importancia al que todo individuo debe de aspirar porque al obtener esta actividad, el individuo tiene la habilidad de transformar y hacer duradero la economía dentro de una organización y su economía personal.

El trabajo trae consigo mismo muchos beneficios y virtudes, como el aumento en riquezas y la expulsión de la pobreza; es una actividad colectiva primordial en la humanidad, que tiene como objetivo central el crecimiento moral y profesional de las personas, al igual que elevar los niveles de responsabilidad que se tienen con la misma sociedad. Dependiendo de la época en la que se encuentra la sociedad, se le atribuye más importancia y peso a esta actividad.

Ya que el desarrollo genera empleo, muchas personas que están al mando de un grupo de personas deben de comprender la importancia que tiene el buscar la creación de empleos, esto para alentar el crecimiento de la economía y evitar a toda costa el desempleo porque este tiene efectos en el individuo y en la sociedad. Cuando se presenta la falta de trabajo, hay consecuencias en:

  • La pérdida de recursos, afectando la producción y el ingreso económico.
  • Desbalance en las finanzas: Debido a que hay crisis económica, se incrementan los gastos porque cada individuo contribuye, de cierta forma, a disminuir los gastos en ciertos sectores. Al igual, el costo de elaboración de un producto aumenta, dañado la estabilidad productiva.

A pesar de que la tecnología es un fuerte aliado para el progreso de muchas empresas y hasta de un país, se tenía la creencia de que con la implementación de nuevas tecnologías el hombre abriría más posibilidades de empleo, pero no es así, la penetración acelerada de la tecnología provoca que ciertos públicos queden fuera del mercado laboral. Aunque puede ser algo caótica entender la relación que tiene la tecnología con el trabajo humano, también le aporta a esta actividad ventajas en cuanto a la organización interna (sap erp). La tecnología ha permitido generar un diferenciador en el mercado para muchas empresas.

En la actualidad se ha podido observar que la sociedad poco a poco ha perdido la confianza, se concentran en el individualismo que provoca el desvío de toda decisión vital e importante para el progreso. Las empresas que han tenido la noción de esto, se han concentrado en desarrollar en el individuo la necesidad de trabajar en equipo, esto con el objetivo de que el progreso de la empresa sea colectivo y no sólo por medio de un individuo.

La sociedad debe de comprender que el trabajo es uno de los pilares más importantes para el progreso porque genera muchos beneficios a nivel personal y grupal. Definitivamente el trabajo es una actividad esencial para el humano, y debido a todos los cambios que han surgido en torno a este concepto, cada vez se convierte más en una lucha constante que ha generado la alta competitividad y el aumento de la productividad.