Si algo nos dejaron los antiguos pobladores de Mesoamérica, aparte de la arquitectura de sus pirámides y el conocimiento de su cultura, fueron los rituales que realizaban para venerar a sus dioses, para sanar los males físicos y espirituales y todos estos actos que tenían como fin la protección y el bienestar de su población. A pesar de que son más conocidos los rituales Mayas y Aztecas que tenían como finalidad el sacrificio humano para ofrenda, pero en definitiva no eran los únicos que ejecutaban.

En la actualidad, diversas personas que tienen descendencia de alguna de estas dos grandes culturas aún realizan rituales. Estos individuos conservan las tradiciones y costumbres de sus antepasados, haciendo que esta cultura no se pierda en la modernidad. Son diversas las ceremonias que celebran los mayas y aztecas, principalmente aquellas que tienen que ver con los aspectos religiosos y espirituales. Hoy en día, si se visitan los sitios donde se asentaron estas grandes civilizaciones, es posible poder participar en estos rituales, en donde la persona que lo está llevando a cabo le explica a las personas el proceso de esto, en ocasiones es necesario contar con productos esotéricos originales.

Rituales funerarios

Si algo distingue a la cultura maya es debido a que le tenían un total respeto a la muerte, en este caso, al dios. Por lo que trataban de que los rituales que giraban alrededor de esta ceremonia fuera para calmar la ira y el juicio de estos dioses.

Rituales de amor

Unas de las ceremonias más importantes para estas dos culturas son aquellas relacionadas al amor, principalmente en las bodas. Estas bodas realizadas bajo estas dos culturas, tienen una larga tradición y apego a lo prehispánico, es decir, está llena de actos para fomentar el crecimiento de la espiritualidad de las personas, todo encerrado en procesos místicos. Para celebrar estos actos, se busca que sean en lugares religiosos; sitios con gran importancia para ellos como lo son cerca de zonas arqueológicas, dentro de cuevas, en la playa o aquellas zonas rodeadas por la naturaleza.

En este ritual tan especial, es necesario que el novio le obsequie a la familia de su futura esposa un dote, el cual estará compuesto de chocolate amargo, aguardiente de caña y accesorios para la mujer; estos últimos con el propósito de que la futura esposa los lleve el día de la ceremonia.  El objetivo de esta ceremonia es unir el cuerpo y el espíritu de las dos personas.

La persona que oficiará la boda, realizará un círculo en la tierra en donde se colocarán a las dos personas, esto como sinónimo de unión. Posterior a esto, se colocará frente a ellos elementos que represente la unificación de la pareja y los cuales tienen un significado especial y único. Algunos elementos son:

  • Maíz- Representa el inicio de la vida en pareja.
  • Cacao- Prosperidad y riqueza.
  • Anillos- La unión de las dos personas.

Los mayas y aztecas creían que era necesario realizar este tipo de actos por cada inicio y por cada final, esto como agradecimiento del nuevo comienzo y despedida de lo aquello vivido. Estos dos rituales (bodas y funerales) son de las ceremonias más importantes para estas culturas, pero también realizaban:

  • Rituales para el año nuevo.
  • Rituales para la siembra.
  • Ritual para la lluvia.
  • Ritual para el fin de año.